Educaciòn Waldorf

Esta pedagogía la inspira la gran obra filosófica de Rudolf Steiner (Austria, 1861-1925) que inicio y dirigió la primera escuela Waldorf en Stuttgart-Alemania que pretendía ser un modelo social vivo: “la educación ha de llevarse a cabo como un obrar artístico en un ambiente creador y libre”. La escuela Waldorf ha de ser una iniciativa del presente y próximo futuro, cuyos programas no se apoyen en formas escolares tradicionales, sino que surjan de las exigencias de la vida moderna. Los maestros han de enseñar con elementos prácticos-manuales y artísticos. Esta escuela en vez de ejercer presiones y exigencias de rendimiento fomenta el desarrollo individual. Se enseña en la misma medida a penetrar en los conocimientos, como también experimentar y vivenciar mediante el quehacer creativo. La misión más importante de los maestros y educadores es promover los talentos individuales para que sean realmente fructíferos para la sociedad. El niño se le debe crecer libre de exigencias de vida estatal y económica para ellos su formación debe estar dirigida a sus potencialidades. Este modelo encontró pronto como replicarse en Alemania y países vecinos. Ya en 1980 se cuentan con más de 220 escuelas Waldorf repartidas por todos los continentes.